sábado, 2 de julio de 2016

Recapitulación

Y no es un juego de palabras con el "Capítulo general", puesto que, según se nos hace saber por parte de una fuente creíble, no se trató, strictu sensu, de un Capítulo general, sino de una reunión de Superiores generales convocada aprovechando la concurrencia de muchos de ellos a las ordenaciones sacerdotales del 29 de junio pasado en Ecône.

Tomamos conocimiento de la respuesta a nuestra entrada por parte del participante "Ennemond" del Forum catholique, la cual fue retomada asimismo en el portal "Tradinews". Repercusión de la cual nos congratulamos, a fin de que todos -autoridades religiosas y fieles- podamos sacar conclusiones de este "impasse" en que se encuentran las relaciones entre Roma y la Tradición. 

De hecho, nuestra visión consistió en poner de manifiesto "ambivalencias" , esto es, aquello que presenta "dos interpretaciones o dos valores, frecuentemente opuestos" según la definición de la RAE. Por tanto, no negamos que hubiera en el "Comunicado" valores o aciertos, como los de recordar la grave crisis de la Iglesia y lo que la caracteriza ante todo (la sustitución del culto de Dios por la del culto del hombre), la necesidad de "restaurar todas las cosas en Cristo" o la de confiar en el triunfo del Corazón Inmaculado de María prometido en Fátima. Los que nos parecieron "anti-valores" los pusimos a consideración de ustedes. 

En ese sentido, se nos dice por el mismo "Ennemond" (allegado a las autoridades de Menzingen pero quien aclara que su opinión sólo lo concierne a él), que la nuestra es una interpretación equivocada de los alcances del "Comunicado" en cuanto el mismo no haría referencia a la aceptación o denegación de un supuesto reconocimiento canónico.

En rigor, debemos darle la razón a Ennemond (y asimismo a nuestro habitual comentarista "Francisco"): desde el momento en que Roma, en la persona de Mons. Guido Pozzo, afirma que las tratativas seguirán su curso en un futuro próximo, no se puede concluir otra cosa que no hubo una propuesta de  reconocimiento canónico formal , al menos uno que se propusiera "bajo apercibimiento" de una sanción canónica (recordemos que según el canon 265 del CIC: "Es necesario que todo clérigo esté incardinado en una Iglesia particular o en una prelatura personal, o en un instituto de vida consagrada o en una sociedad que goce de esta facultad, de modo que de ninguna manera se admitan los clérigos acéfalos o vagos").

De igual modo, es posible interpretar que la referencia al "Papa que favorezca concretamente el retorno a la Tradición" en relación a la "restauración de todas las cosas en Cristo", no es óbice a la recepción de un reconocimiento canónico que, en calidad de medio provisto por la "Divina Providencia", implique la posibilidad de "restablecer y difundir el Reino social de Nuestro Señor Jesucristo".

En definitiva, en ningún momento hemos sido categóricos en cuanto a proclamar una "defección" (en este caso por desobediencia injustificada a Roma) de la FSSPX (así lo dejamos traslucir en nuestra primera entrada al decir que los dichos del Card. Muller habían "salvado" a la FSSPX). Lo que sí consideramos es en que debíamos alertar a las autoridades o a quienes tienen poder decisorio a que sigan una línea de coherencia, dando siempre fundamento a sus decisiones y a que no se dejen llevar  por un espíritu que no deja de ser liberal ("hago esto porque me da la gana" como dicen que dijo el Marqués de Peralta para definir su condición de creyente). 

A la vista de las repercusiones de la entrada, consideramos que el objetivo se ha cumplido, al tiempo de despejar cualquier duda que nosotros u otros lectores de la realidad tradicionalista pudierámos haber tenido en relación al reciente "Comunicado" de Mons.  Fellay. 

5 comentarios:

  1. La gran pregunta es a quien va dirigida esta declaración. Se me ocurren dos teorías: aprovechar la ocasión para calmar las disidencias internas como único objetivo o, en esa misma línea, dejar establecido en forma clara y pública un memorándum dirigido a Roma definiendo una especie de declaración de principios. Mi impresión es que muy probablemente se pidió a Fellay definir posturas ante las dudas y para acallar opositores. Es posible incluso que previamente se informará a eclesia dei del sentido de la declaración para evitar malos entendidos.

    ResponderEliminar
  2. Estimado:

    El tema es que en estas materias no deberían importar las "disidencias" ni los "opositores" ni tampoco su número (que al parecer es bastante crecido, sea por obsecuencia o por falta de lineamientos claros). Debe primar la Verdad.

    Lo que pudo haber pasado es lo siguiente: o no hubo un ofrecimiento formal (lo que pareciera), o éste contenía algo contra la Fe (lo que no sabemos) o sí hubo un ofrecimiento más o menos formal pero la FSSPX, visto la situación en Roma, no se animó a responder que aceptaba el ofrecimiento. En éste último caso, lo que debe hacer la FSSPX es dar razones del porqué no se aceptó. Es lo que le pedimos en estas entradas: transparencia y razones.

    ResponderEliminar
  3. Yo también pienso lo mismo, pero estoy tratando de entender a qué vino la declaración y tratar de inferirlo de su contexto (intra y extra FSSPX)

    ResponderEliminar
  4. En nuestra apreciación, el comunicado es una respuesta a la acción de desgaste que viene haciendo el obispo Williamson, por si su prédica luciferina está seduciendo a algún integrante de la Fraternidad o de su feligresía. Y nada más. Saludos

    ResponderEliminar
  5. "Y esto no significa que el papa se convierta en un completo católico tradicionalista. No tenemos derecho a hacer una lista de requerimientos para la cabeza de la Iglesia, pero sí tenemos el derecho de tener esta benevolencia, el claro entendimiento de que en Roma a la cabeza de la Iglesia le agrada o quiere la Tradición, que no nos ve como un mal. (...)
    Estas palabras del superior del distrito de Asia (la entrevista está en Non Possumus), dichas a raíz de la última reunión de superiores, aportan mayor claridad a la expresión "un papa que favorezca la tradición", que parecía una vuelta de tuerca a posiciones superadas.

    ResponderEliminar