sábado, 16 de enero de 2016

Recordatorio sobre las indulgencias y las intenciones del Papa

Tomado del blog "Biblia y Tradición"  (punto 8.3) y reproducido por los blogs cismáticos "Non serviam" y "Compendio de errores":

8.3. Oración por el Papa y por la Iglesia:
¿Podríamos decir que, debido a las enseñanzas heréticas del Papa Juan Pablo II, los católicos tradicionales no están obligados a orar por él? Primero que todo, diría que el negarse a orar por el papa no es un comportamiento católico. Cuando San Pedro fue encarcelado por el Rey Herodes, toda la Iglesia estuvo rezando por él:
pero la Iglesia oraba insistentemente a Dios por él”. (Hechos XII, 5)
Nos encontramos hoy en una situación diferente, aunque podemos decir que los papas del Vaticano II son como prisioneros de sus falsas ideas. Su liberalismo está evitando que ellos lleven a cabo plenamente su misión de confirmar a sus hermanos en la Fe:
y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos”. (Lucas XXII, 32)
Necesitamos rezar por el papa, para que tenga la fortaleza de llevar a cabo su misión como sucesor de San Pedro, como lo definió el I Concilio Vaticano:
“Porque el Espíritu Santo no sólo prometió que los sucesores de Pedro pudiesen, por su revelación, hacer saber alguna nueva doctrina, sino que con su asistencia, ellos la pudiesen guardar religiosa y fielmente, y exponer la revelación o el depósito de la fe trasmitido por los apóstoles.” [42]
También, si deseamos ganar indulgencias, necesitamos rezar por las intenciones del papa. Si nos negamos a rezar por las intenciones del papa, no seremos capaces de ganar indulgencias y tendremos que permanecer más tiempo en el fuego del Purgatorio por esta razón. Canon 934 §1:
Para ganar indulgencias puede prescribirse una oración general por la intención del Supremo Pontífice, la sola oración mental no es suficiente, debe realizarse una oración vocal y es aceptable que sea a opción del fiel, a menos que se le asigne alguna en particular.
[Nota de B&T: Fr. Nicholas Mary, C.SS.R., en su artículo de marzo de 2002 en la revista Catholic dice lo siguiente sobre las intenciones del Santo Padre, respondiendo a su vez a una objeción sedevacantista: Cuando rezamos por las intenciones de nuestro Santo Padre estamos rezando por algo objetivo, algo determinado por la Iglesia y establecido hace mucho tiempo: 1. La exaltación de la Iglesia; 2. la propagación de la Fe; 3. la extirpación de la herejía; 4. la conversión de los pecadores; 5. la concordia entre los príncipes o gobernantes cristianos y 6. El bienestar de la Cristiandad. Estas son las intenciones del Soberano Pontífice por las cuales rezamos y como condición necesaria para ganar indulgencias.”]


No hay comentarios:

Publicar un comentario