sábado, 5 de marzo de 2016

La "entrevista" a Mons. Fellay

Ya todos habrán tenido oportunidad de escuchar la "entrevista" que un periodista inglés formulara a Mons. Fellay en la Casa Generalicia de Menzingen. Por nuestra parte, nos enteramos de ella gracias al blog cismático "Non serviam", el que luego hiciera una traducción al español.

Lo primero que debemos decir es que la "entrevista" no debió tener lugar. La formulan enemigos de la Iglesia al servicio del Anticristo. Y así como no se debe entrar en diálogo con el Diablo para no caer en la tentación, no se debe conceder estas "entrevistas" para no dar  pie a los mencionados enemigos para hacer un uso malévolo de la mismas. 

Esos enemigos incluyen a los que "salieron de nosotros pero no eran de nosotros" (I Juan 2, 19) esto es  los "sedevacantistas" y los "resistentes"  los que unen sus fuerzas en contra del último bastión de la Iglesia verdadera: así, el año 2012 los vió unidos a estos "sedevacantistas" y "resistentes" codo a codo con el poder judío y con las "conferencias episcopales" de Alemania y Francia que amenazaron al entonces Pontífice reinante (Benedicto XVI) por causa de su acercamiento con la FSSPX, al punto que un año después, en forma verosímil, el Papa se vió obligado a renunciar por la presión ejercida hacia él. 

Lo segundo que queremos puntualizar es que la referida "entrevista" (las comillas se deben a que en los hechos se trató de un ataque frontal más que de un ejercicio periodístico) no fue pensada ni previamente concertada, sino -como es característico de Mons. Fellay- concedida en forma sincera y francamente, un tanto ingenua. Y de igual género fueron las respuestas dadas por el mismo Monseñor, tratándo de no caer en las consabidas trampas, lo que inevitablemente derivó en una cierta falta de naturalidad que dió la impresión de una derrota. 

Todo ello da cuenta de algo mucho más profundo y es que, efectivamente, en la época en que nos ubicamos (vísperas del "resplandor de su Venida"), se le dió a la Bestia el poder de "hacer la guerra a los santos y de vencerlos" (Ap. 13, 7) . A los Testigos, la "Bestia que sube del abismo" les "hace la guerra , los vence y los mata" (Ap 11). No debe escandalizar pues que los santos (Mons. Fellay es quien los encabeza hoy) sean vencidos, pero debe quedar claro igualmente que ello no es igual a defección, como nos lo quieren hacer creer los del cisma williamsoniano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario