martes, 8 de septiembre de 2015

Fragmento de "The Remnant" sobre el decreto del Papa Francisco

"Seamos serios. Francisco acaba de regularizar a la FSSPX por un decreto unilateral.  ¿Porqué? Porque concedió a sus sacerdotes poderes universales para administrar el Sacramento de la Confesión sin que sea necesario el otorgamiento de facultades de parte de los Obispos locales. ¿Alguien cree seriamente que un día antes de que finalice el Año de la Misericordia, Francisco u otra autoridad vaticana ordenará a los sacerdotes de la FSSPX que no absuelvan más pecados a partir de las 12:01 am del día siguiente? Eso no sucederá. Sería un claro ejemplo de faríseismo legalista que Francisco suele condenar. No, algo debería suceder: como mínimo, lo acordado respecto de las confesiones se volverá permanente. Toda otra hipótesis sería demasiado absurda aun para la farsa que empeora cada día en la que se ha transformado el gobierno de la Iglesia desde el Concilio Vaticano II .

Además, el decreto regulariza en forma implícita la asistencia a las Misas de la FSSPX, puesto que difícilmente sea el caso de que sea lícito para los fieles confesarse en una capilla de la FSSPX pero ilícito el asistir a  Misa, o de que ambos sean lícitos pero sólo por un año.¿Alguien podría pensar que los mismos sacerdotes que, de conformidad a este decreto, puedan válida y lícitamente absolver pecados durante el Año de la  Misericordia, puedan celebrar Misa válida pero ilícita en el mismo lugar? Esta clase de sofismas haría sonreír hasta a los mismos Fariseos.

¿Y qué de la suspensión a divinis que supuestamente afecta a todos los sacerdotes de la FSSPX? ¿Deberíamos inferir que Francisco levantó la suspensión por un año, pero sólo para el Sacramento de la Confesión, no para la administración de los otros sacramentos? ¿Y que luego la suspensión “completa” volverá a regir de nuevo a partir de las 12:01 am del 8 de diciembre de 2016? ¿Cuándo en la historia de la Iglesia hubo una suspensión parcial de una suspensión sacerdotal sólo por un año? Sin sentido absoluto.

Y hay algo más: los matrimonios celebrados por los sacerdotes de la FSSPX son igualmente reconocidos en forma implícita como válidos por este decreto. ¿O dirán los críticos de la Fraternidad que Francisco autorizó la absolución de miles de personas que conviven sin estar casadas? ¿Quizás una cautelosa implementación de la “doctrina Kasper”? No lo creo. Simplemente, Francisco no cree que los matrimonios sean inválidos. Ni tampoco el Vaticano, el cual nunca dijo que lo fueran, sino que más bien los considera como presuntamente válidos en los procesos de anulación que llegan al Vaticano por la apelación de la parte que se opone a la anulación. Sólo que no lo pueden decir abiertamante"

Christopher Ferrara,  en The Remanant Newspaper

No hay comentarios:

Publicar un comentario